A su servicio: Mario Candole

El programa Crane Care de Manitowoc mantiene las grúas de los clientes funcionando aún en los sitios de trabajo más remotos. En esta serie de Looking Up hablamos con los técnicos que recorren el mundo entero dando soporte a los clientes para así garantizar que el trabajo de elevación pueda continuar, cualquiera que sea la situación.


¿Cuál es su nombre y sus responsabilidades?

Me llamo Mario Candole y soy especialista de servicio técnico para las grúas torre Potain.


¿Dónde está su sede principal? ¿Cuáles son las regiones que normalmente atiende?

Mi sede principal está en Singapur. Desde aquí cubro principalmente la región de Asia-Pacífico, viajando a países como Vietnam, Tailandia e Indonesia.


¿Cuánto tiempo lleva en la empresa y qué otros trabajos ha tenido?

De 1998 a 2006 trabajé para Potain en Filipinas. En 2006 me trasladé a Singapur y desde entonces estoy aquí. Antes de empezar en la empresa, trabajé como electricista industrial para varias otras compañías.


¿Puede contarnos acerca de los trabajos más destacados o retadores en los que ha participado para Crane Care?

Uno de los trabajos más difíciles fue el que se llevó a cabo en 2003 en Sesan, una zona montañosa remota de Vietnam. Estuve apoyando el emplazamiento de dos grúas torre Potain MD 2200 para aplicaciones especiales que se iban a utilizar para elevar un encofrado y las barras de refuerzo de acero, además de verter el hormigón, en un importante proyecto de construcción de una represa. Las grúas eran realmente grandes, con una capacidad de elevación de 22 toneladas al extremo de sus plumines de 80 m, y el cliente las necesitaba trabajando las 24 horas del día. ¡Esto realmente nos exigió mucho trabajo!


Además del tamaño de las grúas, el otro reto en la obra fue el idioma, ya que en ese lugar tan remoto solo unas pocas personas hablaban inglés. Así que tuvimos que trabajar en grupo con mucho cuidado y prestar aún más atención a los detalles para garantizar que la comunicación entre los miembros del equipo funcionara sin problemas. Este es uno de los aspectos más importantes para garantizar que el trabajo de montaje se desarrolle sin problemas y en forma segura.



¿De qué forma el compromiso de Manitowoc con la innovación en el diseño ha hecho más fácil su trabajo?

Creo que es ahora cuando estamos percibiendo realmente los enormes beneficios de los últimos diseños creados por nuestros talentosos ingenieros. En particular, hay un enfoque real en la búsqueda de técnicas menos complicadas para solucionar los problemas eléctricos y electrónicos, lo que es muy importante para aumentar al máximo la productividad en el lugar de trabajo.


En este momento, hay mucho interés por parte de los clientes en nuestra MCT 565, la grúa sin cabeza Potain de mayor capacidad en Asia. Desde el punto de vista del usuario, es fácil ver el por qué: cargarla en el patio en su configuración compacta para transporte es mucho más fácil, gracias a los puntos específicos para eslinga y a los soportes para transporte en la pluma y el contraplumín. Una vez en la obra, el plumín completo de 80 m puede elevarse de una sola vez si es necesario, y ningún componente pesa más de 12,8 toneladas, lo que facilita la elección de una grúa auxiliar. El contraplumín plegable también ahorra tiempo de emplazamiento, y la instalación de la cabina nos tomó menos tiempo gracias a su diseño “plug and play”.


Con todo disponible en un sitio de trabajo adecuado, podemos emplazar la versión básica de la MCT 565 en menos de dos días, lo que es impresionante para una grúa de este tamaño.



¿Qué es lo mejor de ser un técnico?

Me gusta ser técnico de grúas porque encaja perfectamente con mi formación académica básica. También me ofrece muchas oportunidades de conocer y trabajar con personas de todo el mundo que tienen intereses similares. Podemos compartir nuestras ideas y experiencias, y ampliar nuestros conocimientos y los de los demás. Internamente, la idea de que “los clientes compran Potain por el apoyo” se ha convertido en nuestro lema, por lo que garantizar que sigamos siendo la opción número uno y la marca preferida por los usuarios de todo el mundo supone una gran responsabilidad para nosotros, y también algo muy gratificante que nos hace sentirnos orgullosos de lo que hacemos.


Cuando no está solucionando problemas en las grúas de los clientes, ¿qué le gusta hacer?

Sinceramente, ¡mi trabajo es mi afición! Disfruto mucho resolviendo las consultas técnicas de nuestros clientes. Aparte de eso, hago todo lo posible por pasar tiempo con mi familia, cada vez que estamos todos disponibles.