Contratistas de los EE.UU. obtienen excelentes beneficios con las grúas autoerigibles Potain

El armazón de madera es un método popular en la construcción de edificios comerciales de poca altura y residenciales multifamilares en Norteamérica. A medida que la industria en general y los subcontratistas deben enfrentar tiempos de ejecución más ajustados y costos de materiales cada vez más altos, la selección de un equipo confiable y eficiente es fundamental para mejorar el retorno a la inversión en un proyecto. No es de extrañar que la popularidad de las grúas autoerigibles Potain esté creciendo para este tipo de aplicaciones, dada su capacidad comprobada para colocar armazones de madera en la mitad del tiempo que otras soluciones alternativas.



Looking Up recibió comentarios de tres empresas de los EE.UU. acerca de la forma en que han obtenido excelentes beneficios usando una Potain Igo T 85 A en esta importante fase del desarrollo de sus proyectos:



Fager Framing – Cedar Falls, Iowa

Equipo confiable que realiza el trabajo 50 % más rápido


Fager Framing eligió una Potain Igo T 85 A para erigir la estructura de un edificio de gran tamaño y descubrió que la grúa no solo permitió aumentar la productividad, sino que también simplificó el trabajo en el sitio al eliminar la necesidad de usar otros equipos y mano de obra adicional.


“Como gerente de operaciones, puedo decir que, sin esta máquina, nos habríamos demorado al menos un tercio más del tiempo, si no el doble”, afirmó Ben Mather, gerente de proyecto de Fager Framing. “Con la grúa en el sitio, pudimos disminuir literalmente nuestros tiempos de producción a la mitad gracias a sus funcionalidades. Es posible usar solo una de estas grúas para reemplazar cuatro o cinco piezas diferentes de maquinaria”.


Dado que la máquina se hace funcionar totalmente desde un control remoto, los trabajadores pueden desplazarse por el sitio de trabajo, mejorando la comunicación con otros miembros de la cuadrilla y permitiendo que el grupo pueda trabajar en una forma más coherente.


“El uso de la Potain Igo T 85 A nos ha dado excelentes resultados de principio a fin”, puntualizó Jeremy Fager, presidente de la empresa. “La forma en que permite planificar el proyecto de construcción también es mucho más eficiente, porque es posible establecer el trabajo que puede hacerse cada día. Tenemos a nuestra disposición una pieza de equipo que puede cubrir cada pulgada del edificio. Ese es el gran beneficio”.


Para leer el testimonio completo del cliente, haga clic aquí.




Frana Companies – Hopkins, Minnesota

Una mayor comunicación entre operadores aumenta la eficiencia en la construcción

Frana Companies usó una Potain Igo T 85 A en un proyecto de construcción de complejos de apartamentos multifamiliares, aprovechando la grúa para elevar enormes piezas de pisos prefabricados y secciones enteras de paredes, a fin de colocarlas exactamente en el lugar en que se requerían.


Los operadores de la grúa también contribuyeron a aumentar la eficiencia en el trabajo al mantener la máquina lista para efectuar elevaciones en todo momento, pues la grúa siempre estuvo en el sitio y lista para trabajar. Al mismo tiempo, dado que la grúa se controla en forma remota, los operadores pudieron trabajar al lado de sus compañeros y de los subcontratistas, lo que ayudó a mejorar la comunicación entre ellos.


“La grúa hizo nuestro trabajo mucho más sencillo porque no tuve que quedarme sentado al lado de la unidad durante todo el día y pude interactuar más fácilmente con otros miembros de la cuadrilla”, comentó Paul Neeley, operador de grúa de Frana Companies. “Y debido a su fácil configuración, puedo erigirla o apoyarla sobre el suelo cada vez que lo necesito, sin necesidad de que alguien más lo haga por mi”.


El funcionamiento controlado remotamente también permite una mayor visibilidad del sitio de trabajo. “Con esta grúa, no tengo que preocuparme de que algo quede por fuera de mi vista. Es una ayuda invaluable”, agregó Neeley.


Kelly Anderson, gerente de equipamiento de Frana Companies, piensa lo mismo: “Cuando estás trabajando con una grúa para uso urbano convencional, una vez que estás usándola, no puedes pasarte el día subiéndote y bajándote de la máquina. Con una grúa autoerigible, los operadores pueden ver permanentemente lo que está ocurriendo realmente en el sitio de trabajo. Te la pasas más tiempo de pie, pero es una forma mucho más eficiente de construir”.


Para leer el testimonio completo del cliente, haga clic aquí.




Quasius Construction – Sheboygan, Wisconsin

El tamaño compacto de la grúa elimina la necesidad de cerrar vías


Quasius Construction usó una Potain Igo T 85 A para construir un complejo de apartamentos multifamiliares de cinco pisos que contenía 66 casas, 92 estacionamientos subterráneos, y espacios para locales comerciales y oficinas. El tamaño reducido y confinado del sitio de trabajo, con un lote de estacionamiento al norte, calles al oeste y al sur, y una propiedad residencial al este, habría requerido el cierre parcial de las vías si se hubiera usado una grúa de oruga o una grúa móvil. Sin embargo, la Igo T 85 A pudo cubrir todo el sitio de trabajo desde un solo sitio, ocupando un espacio de tan solo 14,8 pies2 (4,5 m2).


“El tamaño compacto de la Igo T 85 A, su facilidad de configuración y el largo alcance nos permitieron obtener una alta eficiencia en el sitio de trabajo”, explicó Matt Noordyk, director de operaciones de campo de Quasius.


La grúa autoerigible eliminó la necesidad de usar un montacargas adicional para mover los materiales de encofrado, pues el operador pudo recoger y colocar rápidamente todos los materiales con la grúa.


“En general, estamos muy complacidos con la Igo T 85 A. Es una herramienta extremadamente versátil que hace todo lo que se necesita y mucho más, lo que ayuda a aumentar al máximo la eficiencia en el sitio”, concluyó Noordyk.


Para leer el testimonio completo del cliente, haga clic aquí.

Para obtener información adicional acerca de la línea de grúas torre autoerigible Potain, haga clic aquí.