Las grúas sobre orugas de Manitowoc llevan a contratista de puentes de EE.UU. un paso más adelante

Manhattan Road & Bridge ha ampliado su flota con cuatro grúas sobre orugas con pluma en celosía MLC100-1. Las recientes actualizaciones de la línea de pequeñas grúas sobre orugas de Manitowoc han ahorrado al contratista un importante tiempo de preparación y mantenimiento.



Todd Strande, gerente de división de Manhattan Road & Bridge y autoproclamado entusiasta de las orugas, se convenció de la MLC100-1 de Manitowoc a primera vista cuando visitó la fábrica de Manitowoc Cranes a finales de 2019. Su experiencia en las instalaciones de Shady Grove, Pensilvania, donde vio de primera mano la atención al detalle que se pone en cada modelo de grúa, validó la decisión de Manhattan Road & Bridge de aumentar su flota de orugas con cuatro unidades Manitowoc MLC100-1.


Poco después de la entrega de las grúas, las orugas ya estaban demostrando su valía a la empresa mientras colocaban vanos de puentes en lugares de Oklahoma y Arkansas.


En julio de 2021, una de las orugas MLC100-1 de la empresa participó en una recogida de dos grúas que levantó la viga de puente de hormigón prefabricado más larga jamás fabricada en Oklahoma. El levantamiento tuvo lugar durante un proyecto de rehabilitación de un puente en la carretera I-44 Turner Turnpike y fue supervisado por la Oklahoma Turnpike Authority. Con 45 m de longitud, 1,8 m de altura y 67.358 kg, la viga de hormigón prefabricado tipo J se colocó en tándem con otra de las grúas sobre orugas de Manhattan Road & Bridge, una Manitowoc 14000.


Una de las razones principales por las que la empresa eligió la MLC100-1 es su eficiente proceso de preparación. El gancho de auto-montaje de la oruga permite al operador instalar el contrapeso sin una grúa de asistencia, convirtiéndolo en un trabajo de una sola persona. Un único segmento de línea de elevación con una terminación de botón se dirige a través de poleas en el extremo de la pluma, lo que elimina la necesidad de ensamblar la parte superior de la pluma. El pórtico también se utiliza para elevar todo el conjunto de contrapeso de la parte superior en su lugar, a través de un control remoto.


“Creemos que Manitowoc ofrece el paquete completo en la MLC100-1, con capacidades competitivas, facilidad de montaje y acceso para el mantenimiento", dijo Strande. "Manitowoc ha hecho una nueva grúa que combina el aspecto clásico de las orugas con las características modernas de servicio y transporte”.



Expertos en construcción de puentes


Manhattan Road & Bridge es una de las mayores empresas familiares de construcción de Estados Unidos. Forma parte del Manhattan Construction Group, que incluye la construcción comercial, de tuberías, civil pesada y especializada.


Fiel a su nombre, Manhattan Road & Bridge se concentra en proyectos de puentes nuevos y de rehabilitación de puentes, y opera en tres estados. La mayor parte de los trabajos están en Oklahoma y Arkansas, con operaciones adicionales en Florida.


Distribuidor-socio


El viaje de las grúas Manitowoc de Manhattan Road & Bridge comenzó hace más de siete años, cuando la empresa empezó a ampliar su flota de orugas para poder operar con los más altos niveles de puntualidad y eficiencia. Se tomaron en consideración todos los principales fabricantes, pero un factor se inclinó fuertemente a favor de Manitowoc: la empresa ya tenía una larga historia con el distribuidor Kirby-Smith Machinery, que proporcionaba soporte de tiempo de funcionamiento para otros equipos de construcción de la empresa.


"Esa relación fue un factor importante en nuestra decisión", dijo Strande.


Kirby-Smith Machinery guió a Manhattan Road & Bridge en la compra de su primera oruga Manitowoc, una Manitowoc 14000 de 200 t.



"Basándonos en nuestra experiencia positiva con la 14000, tan pronto como Manitowoc anunció la nueva MLC100-1, quisimos echar un vistazo a esa grúa", dijo Strande.


Manhattan Road & Bridge envió a mecánicos y operadores a la fábrica de Manitowoc en Pensilvania para obtener experiencia práctica con la nueva máquina.


Los mecánicos quedaron especialmente impresionados por el amplio espacio para el acceso al servicio, y en particular, por la posibilidad de llegar al motor y a los desconectadores sin tener que desmontar la grúa, lo que supone un gran ahorro de tiempo.

El nuevo modelo de grúa también incluía el cambio de los controles EPIC al Sistema de Control de Grúas (CCS) de Manitowoc, lo que simplifica enormemente la resolución de problemas, además de proporcionar a los operadores una consola de visualización gráfica intuitiva y un dial de desplazamiento para facilitar la navegación y la introducción de datos.

 
“Manitowoc ha creado una nueva grúa que combina el aspecto clásico de las orugas con características modernas de servicio y transporte,”

Todd Strande, gerente de división de Manhattan Road & Bridge

 

"Una de las mayores ventajas de esta grúa, que inicialmente habíamos pasado por alto, es la cámara de la nariz de la pluma", dijo Strande. "Ofrece al operador otro punto de vista para captar la señal de los aparejadores, que ahora pueden estar a 30 m de distancia y seguir siendo claramente visibles desde la cabina. Nos permite mover nuestras cargas de forma más eficiente y no depender sólo de la radio o de la línea de visión".


"Estas orugas aportan una nueva tecnología que mejora su montaje y mantenimiento, además de añadir funciones, como las cámaras del cabrestante y de la nariz de la pluma. En conjunto, estas actualizaciones ya están acelerando nuestra productividad general", concluyó Strande.