top of page

Tetris con grúas torre

La construcción de 10 edificios en un sitio de trabajo confinado en Zaandam, al norte de Ámsterdam, representó un rompecabezas que la empresa holandesa Multi-Crane resolvió con su amplia experiencia, una meticulosa planificación y el uso de las compactas grúas sin cabeza Potain MDT de alta potencia.



De Zaanse Helden, una ambiciosa iniciativa de regeneración urbana en una antigua zona industrial al lado del río Zaan, está tomando una nueva vida en la ciudad holandesa de Zaandam. Con un nombre que significa “Los Héroes de Zaan”, cada uno de los 10 nuevos edificios rinde homenaje a una figura histórica o a un icónico molino de viento de la región. Con alturas entre 25 y 35 metros, estas estructuras albergarán 607 unidades residenciales de 45 a 115 m2 y brindarán una solución a la apremiante necesidad de viviendas adicionales en la zona. Con jardines de techo y paneles solares, se intenta crear en los edificios un entorno habitacional sostenible y agradable para el futuro.

 

Dada la reputación que los Países Bajos tienen de ser los más densamente poblados de Europa, no es una sorpresa que De Zaanse Helden ocupe el menor espacio posible, con los 10 edificios muy cercanos entre sí. Para Multi-Crane, la empresa encargada de suministrar las capacidades de elevación esenciales, el proyecto exigía un enfoque altamente estratégico para garantizar una ejecución óptima de las tareas a realizar.

 

“El reto más significativo fue lo limitado del espacio”, explica Ralph Breijer, director ejecutivo de Multi-Crane. “Con 10 edificios para construir, obtener las grúas con el alcance y la capacidad necesarios para manejar todo en forma eficiente fue como enfrentarse a un gigantesco juego de Tetris”.

 

Las grúas juegan un papel crucial en el proyecto para elevar y colocar con precisión una amplia variedad de elementos, incluido hormigón prefabricado, encofrados, paneles de pisos y estructuras de acero. Las grúas deben tener la capacidad necesaria para manipular en forma eficiente los componentes más pesados de la construcción, colocándolas estratégicamente para que puedan alcanzar todos los lugares deseados sin chocar, sin sobresalir de su base y sin exceder los límites del sitio.

 

Multi-Crane, fundada en 1991 bajo los principios de innovación y colaboración, no se dejó intimidar por el desafío. Operando desde su sede en Alphen aan den Rijn, la empresa realiza operaciones a nivel mundial y posee una amplia experiencia en el servicio a clientes en los Países Bajos, el norte de Europa, los EE. UU., África, Asia y más allá.




El equipo adecuado

 

Multi-Crane también cuenta con una importante flota de alquiler de 50 unidades, en su mayoría modernas grúas torre sin cabeza Potain MDT equipadas con el CCS (sistema de control de la grúa). Estas grúas inclinables están diseñadas para construcciones de mediana altura en entornos urbanos, y son reconocidas por su tamaño compacto, facilidad de montaje y gran versatilidad, lo que las hace adecuadas para lugares de trabajo confinados con espacios muy limitados, como en De Zaanse Helden.

 

“Siempre hemos tenido excelentes experiencias con las grúas Potain”, dice Breijer. “Su fiabilidad y comportamiento constante fueron vitales para este proyecto”.


Tres MDT 319 (capacidad máxima de 12 toneladas), dos MDT 389 (capacidad máxima de 16 toneladas) y una MDT 308 A (capacidad máxima de 12 toneladas) fueron instaladas en De Zaanse Helden. Tienen diferentes alturas debajo del gancho, desde 35 hasta 75,6 metros, y los largos del plumín varían desde 35 hasta 50 metros.

 

La planificación adecuada

 

Sin embargo, elegir el equipo correcto no era suficiente. La clave para el éxito también incluyó una planificación muy meticulosa. Multi-Crane analizó planos detallados del sitio para comprender las alturas de las torres y la secuencia de construcción, identificar las tareas de elevación de las cargas más pesadas, analizar las zonas de acceso para las grúas, evaluar las capacidades de los equipos y considerar las posibles colisiones con las estructuras existentes. Luego, la empresa colocó estratégicamente las grúas, planificó los movimientos en cada etapa de la construcción y depuró la disposición usando diagramas iterativos hasta obtener la configuración óptima del sitio.

 

“Fue un proceso de colaboración entre ingenieros, planificadores, operadores de grúa experimentados, y por supuesto, nuestros asociados de Potain”, afirma Breijer. “La experiencia y el apoyo incondicional del equipo de Potain han sido fundamentales para encontrar las soluciones adecuadas, desde la selección inicial de los equipos hasta la solución de problemas en el sitio”.



La colaboración adecuada


Este espíritu de colaboración también se extiende al cliente de Multi-Crane, Stebru Bouw, el contratista responsable del proyecto. “Stebru Bouw ha tenido en el pasado experiencias positivas tanto con Multi-Crane como con Potain, y esa confianza, junto con la capacidad para resolver retos extremadamente complejos, nos garantizó el contrato de alquiler de las grúas”, continúa diciendo.


Con el proyecto a punto de finalizar este año, De Zaanse Helden se erige como un modelo de renovación urbana, un testimonio del poder que se obtiene con una planificación meticulosa, con asociaciones estratégicas y con los equipos adecuados. Como dice Breijer: “Este proyecto fue un verdadero rompecabezas, pero gracias a la experiencia de nuestro equipo, el incondicional respaldo de Potain y las extraordinarias capacidades de las grúas MDT, ofrecimos un rendimiento insuperable”.


Visite el sitio web de Manitowoc para conocer más acerca de las grúas torre inclinables Potain.

Comentarios


bottom of page