top of page

Este es el futuro

En los altamente confinados proyectos urbanos de construcción, las cámaras se han convertido en una necesidad creciente para garantizar que los operadores de las grúas tengan un completa visibilidad del sitio de trabajo. Stéphane Dumont, gerente de desarrollo de piezas y apoyo al cliente en Manitowoc, comparte la impactante solución de la nueva zoomcamera de Potain. 



Desde que Potain introdujo una cámara completamente nueva para las grúas torre inclinables en 2022, la demanda de los clientes ha aumentado considerablemente. Ahora, esta sencilla solución de alta confiabilidad está ayudando a los operadores en todo el mundo a aumentar su precisión y eficiencia con una visibilidad aumentada y sin obstrucciones tanto de la carga como del sitio de trabajo. En esta entrevista para Looking Up, hablamos con Stéphane Dumont, gerente de desarrollo de piezas y apoyo al cliente en Manitowoc, para conocer más acerca del extraordinario éxito de esta nueva oferta de cámaras. 


 

Looking UP: Hola, Stéphane. ¿Podría decirnos por qué la popularidad de esta solución de cámaras de Potain ha aumentado tanto en el último año? 

 

Stéphane: Es cierto, ha sido un año muy emocionante para esta solución en particular. Aunque hemos ofrecido cámaras durante 20 años, el punto de inflexión ocurrió en 2022, cuando lanzamos una solución completamente nueva. Esta tecnología ofrece un sistema de comunicación diferente y un cómodo diseño que no requiere de configuración por parte del usuario, lo que no solo aumenta la calidad y la confiabilidad sino que reduce considerablemente el tiempo de instalación. En contraste con nuestras cámaras anteriores, que requerían de medio día para su configuración y el ajuste de las antenas, la instalación de la nueva solución toma tan solo 90 minutos.


 

Looking UP: ¿Cómo encaja esta demanda sin precedentes en el contexto general del mercado?

 

Stéphane: El aumento de la demanda no se debe solo a que ofrecemos una gran solución, respaldada por un excelente soporte técnico. También se debe a la naturaleza cambiante de los sitios de trabajo. Los proyectos urbanos son cada vez más confinados y complejos, lo que hace que los operadores no siempre tengan completa visibilidad de todo lo que deberían ver. Por ejemplo, pueden encontrar una edificación que impida ver el gancho desde la cabina. Por lo tanto, el operador necesita una cámara que le permita maniobrar la carga de forma precisa y eficiente, y evitar cualquier colisión. Con una cámara, la decisión queda en manos del operador de la grúa en tiempo real. No es necesario usar radios para comunicarse con otra persona en el terreno y correr el riesgo de malos entendidos o de una reacción tardía. Para algunas empresas de construcción modernas, tener cámaras en todas las grúas torre inclinables forma parte de sus políticas. Definitivamente, este es un negocio en pleno crecimiento.


Stéphane Dumont, gerente de desarrollo de piezas y apoyo al cliente en Manitowoc.
Stéphane Dumont, gerente de desarrollo de piezas y apoyo al cliente en Manitowoc.
 

Looking UP: ¿Qué pueden ver los operadores de las grúas torre con la nueva cámara de Potain?

 

Stéphane: La cámara se monta debajo del carro de una grúa inclinable o en la punta del plumín de una grúa con plumín abatible, lo que permite que el operador tenga una visibilidad clara y sin puntos ciegos desde el gancho de la grúa hacia el terreno. Tiene un zoom óptico de 22x que permite al operador tener una visión más detallada del terreno. Este zoom es controlado con un pedal en el piso de la cabina, lo que facilita y hace cómodo su uso para el operador. El video de alta calidad proveniente de la cámara se muestra en una pantalla al interior de la cabina, y los clientes pueden elegir un tamaño de pantalla de 10 pulgadas o de 13 pulgadas, según su preferencia.


 

Looking UP: ¿Cuál es el mantenimiento que requieren estas cámaras?

 

Stéphane: ¡Absolutamente ninguno! Una vez que el sistema de cámara se instala, no es necesario realizar ajustes ni mantenimiento. La cámara se alimenta con una batería que se recarga mediante un panel solar y que ofrece una impresionante vida útil, con tres años de garantía. El que el sistema se alimente con energía solar los 365 días del año, sin necesidad de cargarse con otra fuente diferente al panel solar, es única en el mercado. Además, el sistema es muy robusto. Puede trabajar en temperaturas de –30 °C a +65 °C (–22 °F a +149 °F) y es resistente al viento, a la lluvia, a los golpes y a las vibraciones. Y si alguna vez el cliente encuentra algún problema o necesita ayuda, no debe preocuparse porque encontrará un excelente soporte técnico en nuestra extensa red de concesionarios y subsidiarias. Por ejemplo, cuando trabajamos con una empresa de alquiler instalando cámaras en toda su flota, les dimos una extensa capacitación en la forma de usar el sistema de cámara y de resolver algunos problemas menores en la configuración. Desde entonces, la empresa ha estado muy satisfecha con esta tecnología.  


 

Looking UP: ¿Cómo ve el futuro de las cámaras para grúas?

 

Stéphane: Este es solo el primer paso de su evolución. Ahora hemos agregado una grabadora a nuestra oferta, y en el futuro se incluirán también otras características de seguridad, como la posibilidad de detectar personas debajo de la carga o de identificar el tipo de carga. Esperamos un éxito continuado con la cámara, preinstalada en la fábrica o como una solución posventa. Los sitios de construcción en todo el mundo son cada vez más confinados y complejos, y nosotros tenemos una solución confiable y fácil de instalar y de usar que puede aumentar la confianza, la velocidad y la precisión de los operadores en estos entornos. Para los próximos años anticipamos que las cámaras serán una herramienta indispensable en la industria de la construcción.

bottom of page